No me agrada como coge mi pareja. ?como le digo?

No me agrada como coge mi pareja. ?como le digo?

Quizas has estado ahi. Amas a alguien y disfrutas tu vida con esa humano se rien, la pasan bien, se cuidan, se quieren. Resulta una bonita relacion. Sin embargo hay un argumento, un secreto que no te atreves a revelar por motivo de que podria acontecer demasiado doloroso no te gusta igual que coge .

En ocasiones puedes senalarlo “lo realiza con mucha rudeza”, “lo permite muy delicado”, “nunca halla el angulo correcto”, “muy poquito faje”, “demasiado faje”, “muy mal sexo oral”.

Diferentes veces Solamente sientes que “no Tenemos quimica”. Quisieras que eso nunca importara aunque no puedes evitar notar como poco a poco el afan va disminuyendo en ti.

Bien no le tendri­as tantas ganas, Ahora nunca sientes el deseo que te gustaria advertir por esta cristiano a la que amas. Asi­ como entonces empiezan las excusas “siento abundante cansancio”, “me duele la cabeza”, “no estoy de humor”, “creo que no me fascina tanto el mensajes hi5 sexo”. Pero la pregunta que se esconde detras sobre todo el mundo esos pretextos es una diferente “ ?como te digo que lo que en verdad ocurre es que no me gusta el sexo… contigo? ”

Decirle an una pareja que nunca nos agrada como funciona en la cama seri­a extremadamente complejo asi­ como suele producir gran angustia de ambas partes.

Tenemos una razon de esto el sexo resulta una de estas tareas que mas vulnerables nos dejan desplazandolo hacia el pelo en las que mas sentimos que poseemos que examinar el tasacii?n.

A las hembras les muestran que su tasacii?n depende de lo atractiva y deseable que puedan ser para los miembros masculinos. a los varones nos ensenan que nuestro precio reside en el placer que podamos desencadenar con nuestros penes.

Que nos confronte nuestra pareja Con El Fin De decirnos que nunca nos encanta lo que hacemos en la cama rara ocasii?n se traduce en un “oh, podria superar en esto, pero mi integridad igual que acontecer persona esta intacta” y no ha transpirado mas bien se entiende como un “que semejante que lo que me desea aseverar podri­a ser Ahora NO ME DESEA, NO LE DOY PLACER, LA VIDA nunca VALE NADA Y YO TAMPOCO”.